Presentación

31.08.2017 - 16:14

El Museo Histórico Cabildo, busca posicionarse como un referente; un espacio innovador que dinamice la interacción entre los entornos educativos, culturales y artísticos de la ciudad de Montevideo.

El Cabildo de Montevideo -como se lo denomina habitualmente-  ha iniciado una nueva etapa, en la cual se han establecido entre otros objetivos, el presentar propuestas museográficas  innovadoras, proponer espacios dialógicos y diseñar curadurías que promuevan en el público la reflexión en torno a distintos ejes conceptuales, generando conocimiento acerca de las  narrativas históricas que hacen a la construcción de nuestra identidad, integrando de manera activa el museo en la vida de la comunidad.

El museo hoy no se define por sus exposiciones o su edificio, sino por su comunidad, por lo que nos encontramos ante nuevos desafíos en nuevos contextos. Los intercambios reales y simbólicos entre el museo y la comunidad en la que este se ubica y con la que interactúa, serán la clave del éxito de esta integración.  El diseño de actividades que propicien este intercambio, no se refiere específicamente a actividades que se generen fuera del museo, sino a las que han sido diseñadas para filtrarse por sus paredes, proponiendo contenidos y acciones que excedan su resistencia y derramen – en una sociedad donde impera lo líquido- hacia afuera.

Sin facilismos, e intentando siempre plasmar el discurso en la praxis, en el Cabildo se desarrollan en este sentido tres líneas de acción, que implican:

- sostener una política de conservación preventiva del acervo, atendiendo las urgencias y necesidades de las piezas que lo conforman y los requerimientos de la propuesta museográfica. Propiciar el acceso democrático a los bienes culturales, exige un nivel de excelencia en las propuestas realizadas por el Museo.

- diseñar estrategias y acciones que favorezcan respuestas emocionales en los visitantes para que estos empaticen y se identifiquen con los contenidos del museo y sus propuestas curatoriales.

- Implementar actividades educativas innovadoras que fomenten la generación y divulgación de  conocimiento, la reflexión, la integración y la convivencia social, mediante una propuesta educativa atractiva y universalizada.

Se trata de una redefinición del museo, de sus objetivos, su rol en la comunidad y su potencial como entidad transformadora en la vida cotidiana de las personas.

Palabras clave: democratización - acceso - comunidad – conocimiento - educación- innovación- interacción

Conservación Preventiva del Acervo y Propuesta Curatorial

El proyecto, iniciado a principios de 2014, abarca la conservación preventiva de uno de los acervos más ricos de Montevideo conformado por valiosas colecciones iconográficas, planos, documentos, libros, piezas textiles y objetos diversos. Mediante esta ardua tarea, se está conservando una colección fundamental de nuestro patrimonio, atendiendo las urgencias y necesidades de dichas piezas, según el estado, la jerarquía y los requerimientos de la propuesta museográfica planteada.

Bimensualmente, se realizan visitas a las Salas de Almacenaje y Conservación del Acervo, previa invitación e inscripción vía mail. Esta actividad ha despertado gran interés en el público y la comunidad educativa y concientiza profundamente a quienes acuden, en lo que hace a la valoración y conservación de nuestro patrimonio, posicionando al Museo como otro espacio de construcción de ciudadanía.

Pero, qué es coleccionable y qué no? Qué representa a la gente y qué no? Cuál es el sentido de las colecciones? Con qué criterios y paradigmas se han conformado las colecciones de los museos? Qué significan las ausencias, los casilleros vacíos en la construcción de las narrativas históricas?. Qué dicen los objetos por sí solos?. Qué objetos guardamos para el futuro? Qué valoramos nosotros? Qué queremos preservar?. Sólo es posible conservar aquello que se transforma: un recetario de cocina, un boleto de tren, el volante amarillento de una huelga, un libro prohibido, una soga deshilachada, pueden ser la punta del ovillo, pues la memoria construye el espacio.

Los objetos representan las relaciones humanas, los conflictos, los entrecruzamientos. Habrá que pensar en las rutas que debe dibujar una curaduría para conectar las exposiciones y el público al que van dirigidas, mediante un relato que lo involucre, que genere reflexión, conocimiento, sentimiento, vínculo, empatía. Lo meramente expositivo no interesa, la gran historia se juega en las historias mínimas.

Se deberán narrar historias que conecten nuestro pasado con el presente. Ir entre bastidores para develar las ideologías profundamente arraigadas en las colecciones. Explorar el material histórico de los almacenes para estudiar su potencial expositivo, su poética, dentro de las cambiantes políticas del mundo contemporáneo.

Hoy, con varios proyectos que han plasmado en el Cabildo, la idea del espacio dialógico, con curadurías que revisan o enfocan desde otros lugares las narrativas históricas, proponiendo nuevas lecturas a partir del análisis y la relación entre imagen, palabra y piezas del acervo y con el afán de echar luz, de buscar y completar huecos en los relatos, nos animamos a convocar a la comunidad, a hacerla partícipe de las propuestas expositivas. En el marco del proyecto El Legado (In) visible, de la artista Alejandra González Soca, cuya intención se centra en la representación histórica de lo femenino se invitó a la comunidad a ser protagonista, a formar parte.

En cada familia hay rastros de legados, buscamos rescatar aquellos que provienen de la intimidad, la tradición o la cotidianeidad e integrarlos a la instalación como forma de visibilizar representaciones diversas. El Legado (In)visible pone el foco, en aquellos elementos femeninos que pasaron de generación en generación, no sólo los de “alto valor”, sino también los que se corresponden con un legado íntimo y muchas veces intangible. Tejidos, canciones, recetas, rituales, cartas, son el soporte, la memoria de la comunidad. Quizá también los huecos, los vacíos sean las pistas que ayuden a comprender la construcción de “lo femenino” en el imaginario colectivo, a entender discursos, comprender violencias y develar sinrazones.

Innovación del Programa Educativo. TIC y otras herramientas didácticas

En un presente de marcado por una cultura de inmediatez, con nuevos paradigmas culturales, se hace imprescindible proyectar una reestructura profunda de las propuestas educativas, adecuadas a las nuevas formas de aprender, que demandan también nuevas concepciones de lo que se entiende en colectivo por enseñanza.

El conocimiento en el Siglo XXI se caracteriza por el predominio de la cultura digital, los saberes cambiantes, la naturaleza provisional del texto en pantalla. La innovación es ineludible en este nuevo contexto y exige una creatividad permanente, buscando disminuir la brecha de expectativas entre los intereses de quienes visitan el Museo y las actividades expositivas y educativas propuestas

La sociedad del conocimiento redefine cual es el conocimiento socialmente válido; ¿cuándo se aprende? ¿dónde? ¿quiénes enseñan?. La consigna actual es aprendizaje para todos a lo largo de toda la vida, lo que nos lleva a una especie de desescolarización de la educación, propiciando el desarrollo de sistemas de enseñanza en contextos diversos, como lo son Museos, optimizando su posicionamiento como espacios integradores.

Videojuegos y otras aplicaciones del Plan Ceibal, como la Biblioteca Virtual, o los archivos de audios de la exposición permanente del Museo; son aplicaciones  que permiten a los contenidos del Museo extenderse al aula o el hogar.Tanto la tecnología como lo lúdico proporcionan placer y el aprendizaje asociado al juego termina siendo el más genuino.

Divulgar, dar a conocer, pues el asombro despierta curiosidad y la curiosidad conocimiento. Lo lúdico, lo grande en lo pequeño, la interdisciplina y su capacidad de potenciar la experiencia de los museos. El museo como laboratorio, lugar de encuentro, propiciando la convivencia y la transformación

Trabajar desde esta modalidad habilita posibilidades para el logro de cambios, generando un espacio de encuentro que dinamiza la interacción entre los ámbitos académicos, educativos y artísticos de la ciudad de Montevideo. Curamos ideas no proyectos, construimos el conocimiento mediante experiencias, aprendemos haciendo!

Lic. Rosana Carrete
Directora Museo Histórico Cabildo

 

Compartir